#Cabello

El cuidado del cabello

el cuidado del cabello

 

Cuando se trata de cuidar el cabello me gusta ser muy exigente conmigo misma. Un pelo sano no sólo cumple una función estética, también hablamos como siempre de salud, y si nos implicamos a fondo en el cuidado de nuestra piel, ¿por qué no también en el de nuestro cabello?

Para cuidar correctamente nuestro cabello hay que seguir un proceso exigente de cuidados en función de nuestro tipo de pelo, pero siempre con el mismo fin, conseguir tener un pelo sano, y bello. Yo personalmente sigo un ritual muy estricto que se basa en los siguientes pasos: todas las mañanas y por la noche, antes de acostarme, me cepillo el pelo hasta desenrredarlo por completo.

En el caso de los cabellos largos, tendemos a recogerlos en una cómoda coleta o moño para que no nos moleste cuando estamos atareados, pero por ejemplo a la hora de irnos a dormir lo más beneficioso para el pelo es retirar dicha coleta, después cepillar, y dormir con el pelo suelto libre de tirones y tensiones que tienen los peinados sobre el cuero cabelludo. Cada cuatro meses acudo a la peluquería para cortarme las puntas, saneando así el cabello. Las puntas del pelo, son una parte de este que se daña facilmente, dejando a su paso una melena desvaforecida y con puntas abiertas.

Lavar…

A la hora de lavarlo no lo hago todos los días, salvo que sea necesario, como en esta época del año, en constante contacto con el agua de mar y piscina, sal, arena, etc. Además utilizo un champú específico, el cual me aplico primero en la palma de l mano, emulsionando con un poco de agua antes de depositarlo sobre el cuero cabelludo. Insisto en su limpieza con masajes circulares; cuando me lo aclaro, lo hago retirando lo mejor posible el producto del pelo, para evitar que queden restos. Después de aclararme el champú, me aplico la crema suavizante, poniendo más empeño sobre las puntas, pues esta interviene en su cuidado y reparación.

…y peinar

A la hora de peinarme, utilizo diferente cepillos acordes con el momento. Por ejuemplo, después de la ducha utilizo un tenedor especial para pelos mojados. Por la noche, un cepillo específico que aporta suavidad al cabello y masajea además el cuero cabelludo, dejandolo profundamente relajado. Y por último a la hora de salir, después de cepillarme el pelo, me paso un cepillo abrillantador consiguiendo así el efecto de espejo en mi cabello.

Para gozar de un pelo sano también es importante no empezar a echarse tintes o productos similares a una edad muy temprana, y si lo hacemos vigilar que se trate de productos de calidad. Además tampoco es recomendable el uso repetido de planchas, rizadores de pelo.. pues su empleo frecuente quema el cabello.

y tú ¿cómo cuidas tu pelo?

el cuidado del cabello

 

Nos vamos de viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu