#Bienestar

Agua, ¿son todas iguales?

 

¿Del grifo o embotellada? ¿Qué las diferencia? ¿A qué se debe su sabor? ¿Es bueno beber agua con calcio?… Contínuamente nos dicen que tenemos que beber agua pero si no todas son iguales ¿tienen los mismos beneficios?

De pequeños nos enseñaron aquello de que el agua es incolora, insabora e inodora pero cuando cambiamos de zona, nos damos cuenta especialmente en esta época de vacaciones, resulta que saben diferente las de una localidad y otra, o eso nos parece aunque nos digan eso de «aquí el agua es más dura» (¿?). Aunque no nos dijeron nada de eso, yo hubiera jurado que ‘dura y blanda’ eran dos adjetivos usados para cosas sólidas.

Como no nos vamos a pegar con ella, es más deberíamos ser grandes amigos, vamos a conocerla un poquito mejor. ¿En qué se diferencia el agua del grifo de la embotellada? La primera se trata química y microbiológicamente para hacerla apta para el consumo. Las minerales naturales se recogen y envasan sin tratar.

 

Agua, ¿son todas iguales?
jgoge

 

El agua del grifo es un agua superficial, almacenadas en ríos o embalses, mientras que las minerales suelen ser de lluvia o nieve que se filtra por la tierra. De ahí que cada una tenga un sabor diferente, depende de por dónde haya pasado, de las rocas por las que se filtra, de las capas subterráneas…

Todas las aguas son buenas, aunque cada una esté más recomendada a determinadas personas que otras. Las de mineralización débil es mejor para los niños porque no acumula residuos, también para la personas con cálculos renales. Cuando se especifica baja en sodio, quiere decir que tiene niveles muy bajos de este mineral, por lo que es la más conveniente para personas hipertensas o con problemas renales.

Si son demasiado fluoradas, no se recomienda a niños menores de 7 años y las que contienen calcio, aunque pueden ser beneficiosas para los huesos, no conviene a personas propensas a tener piedras de riñón.

Una bebida muy refrescante. Es la mejor opción para quitar la sed y aliviar el calor. De hecho en el mercado cada vez encontramos más ‘aguas refrescantes’ que aunque mejores que los refrescos azucarados, llevan aditivos que le restan la naturalidad al agua. Un buen refresco puede ser agua con gas, más digestiva y, algunos estudios aseguran, contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Otra moda también son las aguas con ‘añadidos’ (vitaminas, minerales, fibra, extractos de plantas…). En mi opinión no merece la pena. La cantidad de nutrientes que contienen no suponen prácticamente nada para el organismo y si lo hacemos porque no nos gusta el ‘sabor a agua‘, siempre podemos añadirles nosotros mismos un chorrito de limón natural, unas gotas de té o manzanilla, unos granos de café…).

 

Otros temas de interés:

Tiempo de lectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 Comentarios

  1. Mayte Martínez
    18 Jul 2014 Responder

    ¡Qué lugar tan bonito, Tesa! Yo estuve allí hace un par de años y me encantó. No bebí agua del grifo porque nunca la bebo cuando salgo de Madrid, pero es bueno saberlo para tenerlo en cuenta. Un saludo

    • Tesa
      19 Jul 2014 Responder

      Hola Mayte,
      ¿y en que parte de Lima te hospedaste? Q bueno que te gustó! 🙂

      • Mayte Martínez
        20 Jul 2014 Responder

        En Miraflores, precisamente. Estuve unos días en Lima, luego fui a Paracas, Arequipa, Puno, Cuzco, Camino Inca y Machupichu, vuelta a Cuzco, Puerto Maldonado y de nuevo a Miraflores, Lima otros 2-3 días. Es un país precioso.

  2. Tesa
    14 Jul 2014 Responder

    A mi me encanta el agua. La tomaba del caño (grifo) pero un médico me la prohibió y ahora tomo de botella, cosa q hacer que tome menos de hecho.
    Me quedé preocupada por lo del flúor en el agua. En el caso de las de botella, también tienen flúor?
    Gracias por escribir 🙂

    • Mayte Martínez
      14 Jul 2014 Responder

      Todas las aguas embotelladas especifican los minerales que contienen y en qué cantidad. En cuanto al flúor no deberían contener mas de 1,5 mg por l. ¿Por qué el édico te prohibió beber agua del grifo? Un saludo

      • Tesa
        14 Jul 2014 Responder

        Toda mi vida tomé agua del caño hasta que hace unos 5 años me empezó el SCI, Síndrome de Colon Irritable. (una tortura!)
        El dr me mandó a hacer unas pruebas y nunca pudo curarme en realidad, sólo ahora voy mejorando con asesoría holística.
        La cosa es que me dijo que no podía tomar agua del caño porque por ahí podía entrar el helycobacter pylori. Me hizo tratamiento contra éste y me recomendó nunca más tomar agua del caño. El tto fue tan fuerte y desgastante que decidí nunca más tomar agua del caño.
        Gracias por escribirnos, tus artículos son muy buenos.

        • Mayte Martínez
          18 Jul 2014 Responder

          ¿Y de qué zona eres Tesa para identificar el agua del grifo con el helycobacter pylori? Nunca lo había oído

          • Tesa
            18 Jul 2014

            Yo vivo en Miraflores, en Lima, esto es en Perú, Sudamérica. 🙂

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu