#Bienestar

Sequedad ocular, ha vuelto

 

Con el verano seguro que habías olvidado esa sensación de sequedad en los ojos, molestias, picor, escozor… Pero tras las vacaciones han vuelto, incluso, te parece que ves peor.

El motivo es que, de un día para otro, has obligado a tus ojos  a fijar la vista en el ordenador durante muchas horas, a compartir tu tiempo de ocio con el televisor en vez de paseos al aire libre. De nuevo en el trabajo, se encuentran en lugares cerrados con aires viciados, documentos de letra pequeña, mala iluminación, etc. Tu mirada responde con síntomas de fatiga ocular.

sequedad ocular

La solución, que pasaría por volverse a ir de vacaciones pero no es posible, es el uso de algún producto específico que ayude a mantener la higiene e hidratación ocular correctas. La homeopatia es eficaz para el tratamiento de todas estas reacciones oculares. Refuerza la mejora de los síntomas en combinación con unos hábitos de salud para el cuidado de los ojos adecuados, como realizar pausas periódicas para que la vista repose cuando se pasan muchas horas delante de la pantalla del ordenador o bien cuando se fija mucho la vista leyendo documentos.

También es conveniente asegurar una buena iluminación en la zona de trabajo para evitar el estrés ocular o practicar una higiene de toda la zona interna y externa apropiada: se pueden utilizar toallitas para limpiar los párpados o compresas templadas una o dos veces al día para aumentar la humedad en el área de los ojos.

El empleo de lágrima artificial puede contribuir a tratar los síntomas de la sequedad ocular. Pero es cierto que hay personas que con los tratamientos convencionales tienen reacciones alérgicas o episodios de somnolencia. Además no todas los soluciones oftálmicas son recomendables para todos, por ejemplo mujeres embarazadas o lactantes, ancianos, hipertensos, etc. Con homeopatia estos riesgos desaparecen y cualquiera puede usarlos consiguiendo una mirada limpia.

Ordenador y lentillas
Necesitas una protección ocular extra. En primer lugar recuerda que debes situarte al menos a una distancia de unos 50 cm de la pantalla que estará libre de polvo, situada por debajo de los ojos y con el brillo al mínimo, intentando que no tenga reflejos. Ajusta el tamaño de la letra a tu vista y no la fijes en el ordenador nada más encenderlo, espera a que su nivel de luz sea estable, que suele ser pasados unos minutos.

Si usas lentillas es posible que debas incrementar las precauciones, pues lo más probable es que la sensación de ardor y sequedad sea intensa. Además de todas las recomendaciones anteriores, los expertos aconsejan las lentes de contacto de uso diario para una mirada siempre fresca.

 

Si te gustó este tema, puede que también te interese:

belleza a cualquier precio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu