#Bienestar #Muy Personal

Tiempo de lectura

La lectura es un hábito muy saludable. Además de reportar muchos momentos de placer, prepara la mente para el estudio y la reflexión.

Leer, además de instruir y educar de forma continua, mejora las relaciones humanas porque facilita el desarrollo de las habilidades sociales mejorando la comunicación entre las personas. Leyendo ampliamos el vocabulario y se evita escribir con faltas de ortografía. Cuando leemos estamos alimentando nuestras neuronas y ejercitando la mente. El estrés se diluye a la vez que se estimula el cerebro.

El libro que ilustra este tema habla de viajar, pero viajar también puede ser una excusa para leer. Una buena lectura permite desarrollar la imaginación y es un efectivo antídoto contra la depresión. Es un hábito muy saludable y si a lo largo del año nos quejamos de que no tenemos tiempo para hacerlo, ahora puede ser el momento ideal, los días son más largos, la jornada laboral más corta, la tele, ya de por sí insabora, está en modo ‘vacaciones’. Y lo más importante, recuerda que siempre hay tiempo para lo que queremos, coge un libro verás cómo las horas se alían con él.

Tiempo de lectura libro
Viajeras. El manual para preparar tus viajes y lanzarte a descubrir el mundo: preparativos, desarrollo y regreso. La editorial viajera, 15 €.

EJERCICIO PARA LAS NEURONAS

Numerosos estudios explican lo bueno de la lectura y hacer crucigramas y tareas similares para mantener una mente despierta y evitar enfermedades cognitivas como el Alzheimer. Teorías basadas en la neurogénesis desmontan la creencia de que el cerebro no repone las neuronas que va perdiendo a lo largo de la vida. Aprendiendo, leyendo y manteniendo una vida activa (ejercicio aeróbico y relaciones sociales), se crean nuevas neuronas.

Así que del mismo modo que ejercitas tus músculos, dedica un ratito al día a poner en forma tu cerebro. 30 min son suficientes (aunque es una práctica que no tiene límite de tiempo, puede realizarse hasta varias horas diarias) y si te cuesta la ‘literatura de peso’ (cada uno que lo entienda como quiera), siempre puedes empezar por relatos cortos, cuentos, incluso literatura infantil. Si no te convence, pero quieres mantener tu mente despierta, ¿Qué tal los nuevos cuadernos de verano para mayores?

  MIS LECTURAS FAVORITAS

No os voy a hacer una recomendación de libros porque ésta no es una página para ello, os puedo contar mis lecturas elegidas para este verano, que no son ni novedosas, ni tienen por qué ser del gusto de todos:

  • El Héroe Discreto de Mario Vargas Llosa; soy fan del peruano.
  • El Don apacible de Mijaíl Shólojov; creo que tengo para todo el verano
  • Fabiografía, de Mario Vaquerizo;  heavy, lo sé, pero es por mi pasado ochentero
  • El Resplandor de Stephen King, lo he pedido prestado porque he visto tantas veces la peli que era una asignatura pendiente, sobre todo después de haberme leído este invierno la segunda parte, Doctor Sueño.

Bueno, estas son mis lecturas para ejercitar mis neuronas, espantar el aburrimiento y disfrutar de la vida escudriñando las peripecias de otros ¿y vosotros, tenéis ya los libros para estas vacaciones? ¿Habéis empezado alguno que no podéis parar de leer? ¿Estáis todavía meditando la elección?

Con el sol a nuestro favor

Agua, ¿son todas iguales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu