#Salud

Toser no es malo, es molesto, pero es la forma que tiene nuestro organismo para defenderse y liberar las vías respiratorias de sustancias extrañas

chica tosiendo en su codo

La tos es un mecanismo de defensa natural del organismo. Existen varios tipos de tos de diferentes origen y causas. Seca, productiva, aguda o persistente. Por la noche, tos nocturna, es especialmente molesta. Algunas prácticas ayuda a calmarla, porque además tiene un componente nervioso importante, hasta que desaparezca, normalmente por sí sola.

Todos tosemos en algún momento, o varios, de nuestra vida. Conocemos su aspecto más molesto, sobre todo cuando se hace más persistente pero, en realidad, tiene un papel importante que es necesario conocer y recordar cuando nos vemos en la necesidad de afrontarla. La tos es un mecanismo de defensa natural que activa nuestro organismo, ya sea en forma de acto reflejo o involuntario, la tos no es más que una maniobra forzada para expulsar el aire de los pulmones.

Al toser, liberamos las vías respiratorias de las posibles sustancias extrañas y/o irritantes presentes en ellas. La mucosa de las vías respiratorias superiores desempeña un papel particularmente importante. De hecho, es nuestra primera barrera protectora. Nada más entrar en contacto con las sustancias irritantes, la mucosa lanza una señal de alarma inflamándose y provocando así la tos.

Tipos de tos

Los expertos de Aboca, especialistas en cuidado de la salud con productos 100% naturales y biodegradables, aseguran que pueden existir distintos tipos de tos, con orígenes y causas diferentes: tos seca, tos productiva y tos aguda o persistente.

Tos seca

Se habla de tos seca cuando no hay producción de moco o flema. Se activa por la irritación y la inflamación de las vías respiratorias superiores causadas por virus, bacterias o sustancias irritantes. Es especialmente molesta y suele aparecer durante los primeros días de una infección viral en la nariz y la
garganta. La tos seca puede ir acompañada de irritación y picor de garganta y presentarse sobre todo por la noche, perturbando el sueño de las personas y provocando cansancio e irritabilidad durante el día.

Tos productiva

También denominada húmeda, la tos productiva va unida a un aumento en la producción de moco o flema. Este tipo de tos puede ser una evolución de la tos seca cuando la inflamación de las vías respiratorias superiores provoca una producción de moco más denso y viscoso que cae de la nariz hacia la faringe, donde se estanca. También puede ser consecuencia de enfermedades infecciosas agudas y crónicas de las vías respiratorias inferiores, tráquea, bronquios y pulmones, que causan la producción de moco. Por ese motivo es importante valorar otros signos clínicos que pueden acompañarla, en particular dificultades respiratorias, fiebre, flemas purulentas Es importante consultar al médico para definir la causa de la tos y aplicar una terapia correcta.

hombre tosiendo mano cubre boca palma de la otra mano en actitud espera
Foto de Towfiqu barbhuiya

Tos aguda o persistente

En algunos casos la tos puede hacerse más persistente. La molestia causada por los golpes de tos resulta particularmente desagradable porque se prolonga en el tiempo. Se puede hablar de tos aguda cuando su duración no supera las dos semanas y de tos persistente cuando el problema se prolonga hasta cuatro semanas. La tos persistente puede ser también productiva o seca y puede deberse a diferentes problemas. Se hace persistente cuando se activa una especie de círculo vicioso por el que nos hacemos más susceptibles a situaciones ambientales como frío, ambiente seco y contaminado, que reducen el umbral del estímulo para toser. Es muy importante valorar si existen otros síntomas que la acompañen. Si es el caso, dirigirse a un médico para identificar correctamente la causa.

Tos nocturna

¿Por qué tosemos cuando estamos acostados?
La tos nos acompaña durante el día y por la noche, momento en el que puede llegar a ser tan molesto que no nos deja dormir, despertándonos repetidamente y esa falta de buen descanso nos influye negativamente durante el día.

Por la noche, al estar acostados se favorece la compresión de las vías respiratorias y se dificulta la respiración. Si hay presencia de inflamación, flemas y agentes irritantes, el funcionamiento de las vías respiratorias puede complicarse todavía más haciendo que aumente la frecuencia de la tos. Además, durante el sueño se favorece la acumulación del moco en las vías respiratorias y provoca las ganas de toser.

La costumbre de respirar por la boca durante el sueño y los ambientes secos pueden derivar en la deshidratación de las mucosas de las vías respiratorias superiores produciendo irritación y en consecuencia tos. Por último, el contacto con sustancias irritantes, humo de tabaco por ejemplo, o con alérgenos, como componentes de detergentes o suavizantes para la ropa de cama, polen o ácaros en la almohada, también pueden provocar tos nocturna.

7 buenas costumbres contra la tos

Cuando estamos pasando por un episodio de tos prolongado, la situación es tan molesta que complica nuestra actividad cotidiana. En estos casos, puede ser útil adoptar algunas simples prácticas que contribuyan a calmar la tos, como estos consejos que nos recomiendan desde Aboca.

caja de tisanas grintuss
GrinTuss tisana: balsámica y emoliente para el bienestar de las vías respiratorias
  1. Beber muchos líquidos con regularidad: agua, zumos, tisanas templadas poco azucaradas o, preferentemente, endulzadas con miel. Las bebidas templadas reducen la irritación de las vías respiratorias superiores y fluidifican el moco, lo que facilita su eliminación.
  2. Limpiar bien la nariz varias veces al día y, especialmente en los niños, usar una solución fisiológica.
  3. Bañarse o ducharse regularmente. La higiene cotidiana en un ambiente calentado de manera habitual y utilizando agua a una temperatura adecuada puede ayudar a humidificar las mucosas de las vías respiratorias.
  4. Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  5. Durante la noche, usar pijamas ligeros; no exagerar con mantas y edredones.
  6. Vestirse a ‘capas’ protegiéndose con bufandas, guantes y gorros de lana cuando se sale de casa y cuando la temperatura exterior es muy baja.
  7. Abrir las ventanas para permitir el cambio de aire.

Temas relacionados

Toser no es malo, es molesto, pero es la forma que tiene nuestro organismo para defenderse y liberar las vías respiratorias de sustancias extrañas

Mujeres que me inspiran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu