#Medicina Estética #Rostro

¿Adiós al bótox?

Acaba de llegar a España lo último contra las arrugas, infiltraciones de frío. Presentado el pasado mes de mayo en el congreso de Sitges, sólo dos doctoras lo practican en España en estos momentos.

Se trata de la «aplicación de frio intenso que es capaz de relajar los músculos que originan las arrugas de expresión de la frente. La duración es similar a la obtenida con la toxina botulinica, 3- 4 meses, pero además la respuesta es mucho más natural«, comenta Mercedes Silvestre, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia y Directora Médica de Asesoramiento Integral de la Imagen.

Es un tratamiento médico, se llama Iovera y solo es necersario unos minutos para ‘congelar’ las arrugas de expresión. El resultado es inmediato y muy natural. El precio, similar al bótox, desde 400 €.

Iovera-beauty-method-for-wrinkle-newfashsite-

La técnica consiste en estudiar y ver el recorrido del nervio y los músculos que queremos relajar y mediante unas puntas introducir el nitrógeno que enfría localmente la zona que hemos elegido  durante unos segundos, hasta conseguir la relajacion muscular. «No duele, aunque se pone un poco de anestesia, no tiene contraidicaciones por que solo es frío que actúa hasta la capa mielina del nervio sin que se afecte ni el nervio ni nada de alrededor«, nos confirma la Dra. Silvestre.

Parece que a la toxina botulínica le ha salido un rival antiaging. Iovera está aprobado por la CE y sus múltiples estudios garantizan su seguridad y sus excelentes resultados sin ningún tipo de riesgo.

Las arrugas de expresión o arrugas dinámicas son aquellas que se producen en la cara al gesticular, y básicamente aparecen en la frente, el entrecejo y alrededor de los ojos. Como nos explica la Dra. Adriana Ribé, médico dermatopatóloga y Directora de Ribe Clinic, “la forma de eliminar las arrugas de expresión es haciendo que el músculo no se mueva. Hasta ahora se conseguía con la toxina botulínica que lo paralizaba. Con la llegada del Iovera conseguimos inmovilizar el músculo con la aplicación de frío sobre el nervio. De esta forma, se paraliza la conducción que existe entre el nervio y el músculo de forma temporal sin dañarlo”.

La inyección de frío durante un minuto bloquea de forma  instantánea el músculo, consiguiendo que no se mueva. Se aplica en las arrugas de expresión del paciente, previo diagnóstico del especialista. La Dra. Adriana Ribé aconseja repetir la sesión un par de veces al año.

La innovadora tecnología de Iovera se caracteriza por tener unos resultados más naturales que la toxina botulínica, evitando dejar caras planchadas o cejas demasiado elevadas. “Está especialmente dirigido a personas jóvenes que no quieren empezar tan pronto a inyectarse toxinas o a quienes realizan este tipo de tratamientos de forma regular pero que no quieren infiltrarse con tanta frecuencia toxina. También es un protocolo ideal para hombres, ya que suelen buscar resultados más naturales” nos explica la Dra. Adriana Ribé.

¿Qué masaje quiere?

Belleza es actitud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comentarios

¿Quieres estar al día de nuestros artículos?

Regístrate para recibir todas nuestras publicaciones

Logo belleza eres tu