Que nada te impida salivar con ganas

Mediante la saliva reaccionamos a estímulos como el hambre, el deseo o el estrés. Que nada te impida salivar con ganas. La saliva, que no se ha conseguido imitar, es la primera línea de defensa del cuerpo humano contra las infecciones. Cuando la tragamos pasa al aparato respiratorio hidratándolo, y evitando que entren gérmenes. También […]